Doctrina de la Caridad #0

By Emanuel Swedenborg

Study this Passage

      |
/ 215  
  

DOCTRINA DE LA NUEVA JERUSALÉN RESPECTO A LA CARIDAD.

OBRA PÓSTUMA DE EMANUEL SWEDENBORG.

TRADUCIDA DEL INGLÉS POR EL DR. L.E CALLEJA, CON PRESENCIA DEL ORIGINAL EN LATÍN.

Transcripción - Revisión de Yutnelis.

Edición - Corrección de Douglas Calvo

Restauración - Johnny Z. Villanueva

Prefacio para la traducción al español de la obra Doctrina de la Caridad.

Esta obra fue traducida por la primera vez al español por el Dr. L. E. Calleja al principio del siglo XX. Parece que su traducción fue a partir de la versión inglesa de John Whitehead, mientras consultaba también la latina. Hace algunos años, esta traducción y otras del Dr. Calleja fueron descubiertas por la primera vez en la Escuela de Religión de Swedenborg en San Francisco, California. Con la ayuda de David Simpson de Toronto, Mark Perry, y Carla Friedrich de San Diego, se escanearon los textos mecanografiados del Dr. Calleja, convirtiendo su trabajo en archivos PDF.

Estos archivos fueron luego enviados a Cuba, en donde fueron transcritos por Yutnelis (Nelly) Benítez en la computadora en 2013. Posteriormente en 2015 Doug Calvo de La Habana editó el texto, comparándolo con el latín y haciendo varias correcciones y notas. Johnny Z. Villanueva, oriundo de Perú y pastor de la Nueva Iglesia en Río de Janeiro, Brasil, luego revisó el español para lograr consistencia en 2018. Las últimas tres etapas de este trabajo fueron patrocinadas por la Fundación para la Publicación de las Doctrinas Celestiales, que ahora presenta este trabajo al público en español por primera vez.

Si desea una copia de este trabajo en español, comuníquese con HDPF al siguiente correo electrónico:

[email protected]

Agradecemos a todos aquellos que han contribuido con su tiempo y capacidad para esta traducción.

---

Preface to the Spanish translation of the Doctrine of Charity.

This work was first translated into Spanish by Dr. L. E. Calleja in the beginning of the twentieth century. It seems he translated the English translation by John Whitehead, while also consulting the Latin. A few years ago this translation and others by Dr. Calleja were discovered anew at the Swedenborg School of Religion in San Francisco, California. With the help of David Simpson of Toronto , and Mark Perry and Carla Friedrich of San Diego, the typescripts of Dr. Calleja were scanned, making PDF files of his work.

These files were then sent to Cuba where they were transcribed by Yutnelis (Nelly) Benitez into the computer in 2013. In 2015 Doug Calvo of Havana edited the text, comparing them to the Latin, and making several corrections and notes. Johnny Z. Villanueva, a native of Peru, and pastor of the New Church in Rio de Janeiro, Brazil, then revised the Spanish for consistency in 2018. The last three stages of this work were sponsored by the Heavenly Doctrine Publishing Foundation, which is now presenting this work of the Heavenly Doctrine to the public in Spanish for the first time.

If you would like a copy of this work in Spanish, please contact the HDPF at the following e-mail:

[email protected]

We are thankful to all those who have been contributed their time and ability to this translation.

Andrew J. Heilman, HDPF secretario, July 2022.

SOBRE LA CARIDAD

Parágrafos, en su orden:

(I.) Lo primero de la caridad es dirigirse al Señor y huir de los males, por ser pecados.

(II.) Lo segundo de la caridad es prestar usos al prójimo.

(III.) El prójimo, a quien se debe prestar usos, en el sentido natural es el conciudadano: ya sea la sociedad, menor y mayor; ya sea el propio país; ya sea el género humano. Hay usos espirituales y los hay civiles.

(IV.) Los usos deben ser prestados al prójimo según su bien espiritual y de ahí según su bien moral, civil y natural; por consiguiente, el prójimo a quien debe amarse, en el sentido espiritual, es el bien.

(V.) Cada uno ama al prójimo, a partir del bien de la caridad que hay en sí; por consiguiente, la cualidad de la caridad de cada uno es como la de la caridad que él mismo tiene.

(VI.) El hombre ha nacido para tornarse caridad; pero no puede tornarse así, a no ser que perpetuamente lo quiera, y haga el bien de la caridad por el afecto y placer de ello.

(VII.) Todo hombre que se dirige al Señor y huye de los males por ser pecados, y de modo sincero, justo y fiel ejerce las obras de su oficio o empleo., se vuelve la forma de la caridad.

(VIII.) Las señales de la caridad son todas las cosas que pertenecen al culto.

(IX.) Los beneficios de la caridad son todos los bienes, que un hombre que es la caridad hace, por la libertad, más allá de sus obligaciones.

(X.) LOS DEBERES DE LA CARIDAD SON TODAS AQUELLAS COSES QUE UN HOMBRE DEBE HACER, ADEMÁS DE LAS MENCIONADAS ANTERIORMENTE.

(XI.) Hay diversiones de la caridad, que constituyen varios placeres y deleites de los sentidos del cuerpo, útiles para la recreación de la mente.

(XII.) La caridad y la fe son uno. No hay Iglesia si no existe la verdad de la fe, y no hay religión en donde no existe el bien de la caridad.

/ 215