Pensamientos impulsados por la plaga del Coronavirus      

Por New Christian Bible Study Staff (machine translated into Español)

This illustration, created at the Centers for Disease Control and Prevention (CDC), reveals ultrastructural morphology exhibited by coronaviruses. Note the spikes that adorn the outer surface of the virus, which impart the look of a corona surrounding the virion, when viewed electron microscopically. In this view, the protein particles E, S, and M, also located on the outer surface of the particle, have all been labeled as well. A novel coronavirus, named Severe Acute Respiratory Syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2), was identified as the cause of an outbreak of respiratory illness first detected in Wuhan, China in 2019. The illness caused by this virus has been named coronavirus disease 2019 (COVID-19).

Los pensamientos estimulados por la plaga del coronavirus...

1. La plaga del coronavirus es algo malo. Hace que la gente se enferme. Mata a algunos de ellos. Asusta a mucha gente. Evita que la gente se reúna para hacer las cosas que quieren hacer. Llena el mercado de valores, acabando con los ahorros y oportunidades de la vida. Probablemente causará la pérdida de empleos. ¡Es malo!

2. ¿Dios quiere que sucedan cosas malas? No. (Ver La Verdadera Religión Cristiana 43.)

3. ¿Dios creó un universo en el que pueden ocurrir cosas malas? Sí. Aparentemente. (Si aceptas que hay un Dios, etc.) -- que tendrá que ser otro hilo...)

4. ¿Cuál crees que es la voluntad de Dios en todo esto? Aquí hay un trozo de una respuesta. Un buen resultado de esta plaga podría ser que todos nosotros veamos y experimentemos a la gente ayudándose unos a otros, y a las naciones ayudándose unas a otras. Es irregular, por supuesto, pero... como ejemplo, los esfuerzos para desarrollar una vacuna efectiva han sido ayudados por una publicación bastante temprana de la composición del virus. Hay un intercambio de datos epidemiológicos. Hay comunicación. Hay compasión. Vemos a los trabajadores de la salud cuidando valientemente a las personas enfermas y contagiosas. Hay grupos en mi ciudad natal que han estado enviando el excedente de suministros médicos de aquí a China esta misma semana.

Como seres humanos, tenemos la oportunidad de responder bien o mal a esta crisis. Creo que es la voluntad de Dios que respondamos bien. Ciertamente podemos, y debemos, discutir sobre cómo se vería eso. Pero si nuestro principal motivo es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, algunas cosas buenas sucederán.

Hay algo que se relaciona con esto en la filosofía del estoicismo, es decir, que no puedes controlar todas las cosas que te sucederán, pero que sí puedes controlar cómo respondes.


Traducir: